Skip to main content

Quiromasaje facial

El arte de las terapias de quiromasaje es muy antiguo, se trata de una técnica donde solamente se emplean las manos. Su práctica transmite mucho más que un suave desplazamiento manual; es una representación magnífica de un vínculo entre el masajista y el participante cuyos efectos aportan sensaciones placenteras, relax, energía, salud física y emocional. En esta entrega queremos exponerte específicamente la técnica de quiromasaje facial, una práctica que ofrece muchos beneficios para ayudarte a conservar la salud y la firmeza en el rostro.

Origen

Recordemos que el término de quiromasaje proviene de la palabra griega “quiro” que significa mano y de la palabra “masaje” que significa amasar. Es una técnica creada por el médico español Dr. Ferrándiz, quién a su vez fundó la Escuela Española de Quiromasaje en 1943.

¿Qué es quiromasaje?

Es una forma de terapia de masaje natural, una mezcla del masaje turco, masaje sueco y masaje oriental cuya técnica consiste en amasar, frotar, golpear, pellizcar y presionar las partes superficiales del cuerpo con las manos. Los objetivos de este tipo de masajes pueden ser, estéticos, terapéuticos o deportivos. Esta técnica se diferencia de los masajes convencionales porque emplea únicamente las manos para llevar a cabo la terapia, mientras que en una sesión de masajes, se pueden emplear otros instrumentos. Ver más información de quiromasajes aquí.

¿En qué consiste el quiromasaje facial?

El quiromasaje facial consiste en el empleo habilidades manuales de forma muy superficial y otras un poco más profundas cuando el caso así lo amerita. Se trata de una técnica relajante y tonificante, generalmente con fines estéticos con el cual se busca activar las capas externas de la piel, las terminaciones nerviosas y los músculos del rostro y del cuello, con la finalidad de proporcionar más firmeza y elasticidad a la piel. Esta técnica permite al masajista ubicar los puntos más sensibles que están relacionados con el estrés y la tensión; por lo cual, asegura un resultado más beneficioso para el cliente.

Este tratamiento de quiromasajes para el rostro es muy popular en el mundo de la estética y la belleza femenina, por los increíbles efectos que proporciona.

Beneficios

  • Relajación general
  • Activación de la circulación sanguínea y linfática
  • Proporciona firmeza en la piel
  • Elimina la tensión de los músculos del rostro
  • Proporciona una gran sensación de bienestar
  • Mejora el color, desapareciendo las manchas de la piel ocasionadas por el sol y las ojeras
  • Ayuda en la penetración de los diferentes cosméticos
  • Mejora la circulación sanguínea y linfática
  • Previene y tratar síntomas producidos por el envejecimiento cutáneo
  • Acelera la regeneración celular
  • Desecha toxinas

¿Cuáles son las indicaciones para aplicar un quiromasaje facial?

  • Resequedad de la piel
  • Envejecimiento
  • Bolsas en los ojos
  • Líneas de expresión muy marcadas
  • Ojeras
  • Patas de gallo
Técnicas de quiromasaje para el rostro
Técnicas de quiromasaje para el rostro

Contraindicaciones del quiromasaje facial

Generalmente los quiromasajes faciales no están contraindicados, pero pueden existir algunos casos particulares que deben evitar su aplicación, tales como:

  • Quemaduras importantes
  • Acné bien pronunciado
  • Verrugas
  • Tumores
  • Alergias
  • Infección
  • Hipertensión
  • Estado febril
  • Hemorragias
  • Fractura

¿Quiénes pueden realizar un quiromasaje facial?

Un masajista de quiromasajes bien formado es la persona que puede aplicar un quiromasaje facial y en cualquier zona del cuerpo. Esta persona deberá dominar varias técnicas de maniobra como: gimnasia, amasamiento y percusiones y deberá contar con una licencia para ejercer.

No será suficiente poseer todas las herramientas adecuadas sin el conocimiento apropiado. Por ejemplo, una persona que pese 100 kilos, no puede recibir la misma presión de un masaje en ninguna área del cuerpo, que otra que pese 60 kg.

¿Qué tipo de cremas o aceites se aplican en un quiromasaje facial?

En una terapia de quiromasaje facial, se pueden emplear tanto crema como aceites que son fáciles de encontrar en el mercado. Particularmente las cremas son más usadas ya que debido a su bajo contenido de agua, es más rendidora.

En cuanto al uso de aceites, estimulan más la relajación por su suavidad, pero al contrario de la crema, no perdura tanto porque se evapora. Por lo general, las personas no prefieren los aceites por su condición grasosa o por el aroma que algunos de éstos poseen.

Tipos y técnicas de un quiromasaje facial

Existen varias técnicas que se pueden emplear en los quiromasajes faciales.

  • Nudillos: consiste en aplicar pequeños pellizcos de forma reiterada y muy rápida en todo el rostro.
  • Digital: con esta técnica se emplean sólo las yemas de los dedos, haciendo movimientos en forma de pequeños círculos.
  • Pulgares: este tipo de masaje se aplica uniendo los dos pulgares en cualquier zona y haciendo hundimientos suaves.

Durante la aplicación de estas técnicas, se pueden presentar algunos efectos inmediatos, algunos son locales, que son los que se perciben en la misma zona donde se aplicó el masaje y otros que son reflejos, éstos se visualizan en otras zonas que ya se ha masajeado.

Conclusión

El rostro es nuestra primera impresión física hacia los demás, si quieres lucirlo con una apariencia suave, dócil y rejuvenecido, te invitamos a probar esta técnica de quiromasaje facial, la cual te aporta, estos y muchos otros beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *